✝ Oración Al Justo Juez Para La Mujer
Inicio » Santo » Oración Al Justo Juez Para La Mujer

Oración Al Justo Juez Para La Mujer



Las oraciones al justo Juez son conocidas por alejar a los enemigos y protegernos de todo mal. Las siguientes plegarias son especiales para la protección y seguridad de las mujeres.



Este tipo de oraciones son para invocar a la justicia divina del Salvador, y te pueden ayudar a librarte de cualquier peligro que atente contra tu bienestar físico o espiritual, debes tener en cuenta que estas oraciones para que puedan funcionar, debes hacerlas con mucha fe de que así como lo estas pidiendo, el justo Juez vendrá a protegerte de cualquier peligro.

Oración santísimo Justo Juez para mujer

Oración Al Justo Juez Para Mujer
Imagen de Jesús en la Cruz

Según muchos estudios, la mujer suele estar expuesta a más peligros que el hombre, suelen ser más atacadas en las calles, acosadas, perseguidas y amenazadas.

Pero debes saber que si pides protección al justo Juez ningún arma forjada contra ti prosperará. La siguiente oración al Justo Juez es para alejar cualquier enemigo que te persiga, así como también protegerte de cualquier asechanza de los peligros de la vida cotidiana.

“Poderoso y Justo Juez, Tú que
tienes cuidado de cada uno de tus pequeñitos,
protégeme de todo mal que quiera venir en mi contra.

Quita de mi a cualquier enemigo que me persiga,
no permitas que sus planes den fruto y que ningún
arma forjada contra mi prospere.

Cuida mi entrada y mi salida, y lléname de paz,
para que el miedo no perturbe mis pensamientos,
acompáñame en todo momento y protégeme de todo mal.”

Amén.

Más artículos sobre el Justo Juez

Novena Justo Juez para mujer

La novena es para demostrarle al Justo Juez que verdaderamente crees en Él y en el poder de su protección, invitándole a que se quede contigo cuidándote en todo en todo lugar y momento.

La siguiente oración la harás cada mañana al despertarte durante 9 días seguidos antes de comenzar con tus oraciones diarias.

 “Que sea el Justo Juez
acompañándome en mis días y mis noches,
que su presencia nunca me falte
y que me acompañe todos los días de mi vida.”
Amén.

Día 1

En este primer día de oración, le pedirás al justo Juez que te acompañe cada día de tu vida y que sea él guiando cada uno de tus pasos, para que sin importan cuan difícil de pueda poner el camino, tu te sientas segura porque él está contigo.

Es recomendable que esta oración la realices en la mañana al despertarte.

“Querido y Justo Juez, que sea tu
gracia conmigo todos los días de mi vida,
sé tu mi guía y mi apoyo, porque sin ti nada soy.

Amado padre, sé tu guiando cada uno de mis pasos,
y ayudándome cuando el camino se ponga difícil.

Que sea tu presencia derramada sobre mi vida,
para que yo pueda estar en comunión contigo,
nunca me abandones, oh justo Juez.»
Amén.

Día 2

La oración de esta este día la dedicarás a tu familia, ya que este es un pilar muy importante para Dios. Lo ideal es que puedas estar conectada en un mismo fluir con tu familia, para que sea más fácil que todos puedan cumplir su propósito divino en esta tierra.

En caso de que aún no tengas un hogar constituido, de igual forma puedes realizar está oración por tu futura familia, para que desde ya, empieces a declarar que tendrás una casa de bendición.

«Amantísimo padre y justo Juez,
gracias te doy por mi hermosa familia,
saca de nosotros todo lo que no es de tu agrado,
y llénanos de los dones de tu espíritu.

Haznos una familia unida y permite que cada uno
pueda cumplir el propósito por el cual fue creado.

Hoy amado Juez te invito a mi hogar, para
que tu presencia siempre esté con nosotros.»
Amén.

Día 3

La oración de este día la harás por las almas de tu congregación. Para que el justo Juez pueda perdonar cada uno de sus pecados y los guíe por la senda de justicia y verdad.

Además pedirás por aquellos hermanos que se han dejado de congregar, para que tal y como pasó con el hijo pródigo, ellos vuelvan a la casa del padre celestial.

«Querido Jesús, amado y justo Juez,
hoy te quiero pedir por las almas de mi iglesia.

Si alguno está en pecado, que estos sean perdonados,
ayúdalos a caminar por el sendero de la justicia y la verdad.

Mira cada una de sus necesidades, que tu presencia esté con ellos
en cada prueba a la que se enfrenten.

Llena de amor sus corazones y no permitas que se
desvíen por el camino del mal.»
Amén.

Día 4

En el cuarto día vas a pedir por aquellas almas que no pertenecen a ninguna iglesia y que hasta ahora no han conocido a Dios. Como buen creyente debes pedir por el perdón del pecado de estas almas, porque ellas no saben lo que hacen.

La oración de este día es muy importante, debido a que cuando Jesús estuvo en esta tierra enseñó a que se debe tener cuidado de aquellas almas descarriadas a las que no se les ha predicado la palabra divina.

«Poderoso y glorioso Juez,
en este día, te quiero pedir por aquellas almas
que no tienen la dicha  de conocerte.

Te pido perdón por cada uno de sus pecados,
porque ellos no saben lo que hacen.

Permite mi Juez amado, que de alguna forma ellos
puedan conocerte y comenzar a disfrutar de
tu infinito amor, bendícelos y guárdalos.»
Amén.

Día 5

En el quinto día le pedirás al justo Juez por su protección divina, para que sin importar a donde vayas, su presencia esté contigo acompañándote en todo momento.

«Poderoso y justo Juez,
gran guerrero y protector de la humanidad,
que tu presencia esté conmigo a donde quiera que yo vaya.

Cúbreme y protégeme con tu sangre preciosa,
para que nada ni nadie pueda hacerme daño.

Sé tú mi protector para que el devorador no me alcance,
y pueda andar en paz y tranquilidad.»
Amén.

Día 6

En este día, le pedirás al justo Juez que sea tu guía y cada día te ayude a discernir entre lo bueno y lo malo, para que tus acciones sean de su agrado y nada de lo que hagas pueda hacer que se enoje.

«Divino Juez de los hombres,
tú que sabes realmente que es bueno y malo,
ayúdame a tomar mis decisiones, para que todas
mis acciones sean de tu agrado.

Guíame por la senda justa y correcta, para que cada día
yo pueda asemejarme un poco más a ti.

Sé mis ojos, para que yo pueda ver el mundo como tu lo ves
y encontrar la verdadera justicia divina,
esto lo pido en tu santo nombre.»
Amén.

Día 7

En el séptimo día le pedirás al divino Juez que te llené de su paz y amor, para que a pesar de las adversidades de este mundo, nada pueda afectarte.

«Mi justo y querido Juez,
en esta mañana te abro las puertas de mi corazón,
para que seas el principar morador y yo pueda
ser cada día un poco más parecida a ti.

Lléname de tu divina paz, para que las
adversidades de este mundo no puedan afectarme,
inunda mi hogar de tu presencia, para que cualquiera
que ponga el pie en mi casa, sea lleno de tu gloria,
ven y entra a mi vida, amantísimo Juez.»
Amén.

Día 8

En este octavo día consagrarás tu vida al justo Juez, para que puedas ser usada para su obra y cada uno de sis designios.

«Querido y justo Juez,
en este día me ofrezco a ti,
para que yo pueda ser usada para cumplir tu obra.

Acepta divino Juez esta ofrenda, de tu humilde servidora,
Sé tú mi Dios que yo te seré por pueblo, para servirte
y ayudarte en cada tarea que tu me pongas.

Quiero servir en tu obra, para que mi vida sea consagrada a ti.»
Amén.

Día 9

En este último día de oración, no será un día para hacer peticiones, sino que le darás gracias al justo Juez por todas las bendiciones que tienes en tu vida.

«Divino Señor mio, gran y justo Juez,
hoy te quiero dar gracias por cada una de las
bendiciones que hay en mi vida.

Con solo poder levantarme esta mañana y abrir los ojos,
es un gran motivo para bendecirte y darte las gracias.

Perdóname mi justo Juez porque en ocasiones las adversidades
me impiden ver todas las bendiciones y cosas buenas que rodean mi vida,
te doy gracias por cada una de ellas y agradezco incluso por las cosas malas.

Bendito eres por los siglos de los siglos.»
Amén.

El Justo Juez es conocido por alejar a nuestros enemigos y protegernos de todo mal, así que si sientes que estas expuesta a algún peligro, no dudes en acudir al Justo Juez para que te proteja y e libre de cualquier maligno que quiera atacarte.

Recuerda que tal como dice la biblia en

Salmos 91:7

“Caerán a tu lado mil, y diez mil a tu diestra; mas a ti ninguno te tocará.”

Oraciones Relacionadas

Si te gustó el artículo Oración Al Justo Juez Para La Mujer te recomendamos leer los siguientes contenidos relacionados con oraciones:

Ir arriba